domingo, 15 de febrero de 2009

Hoy, para mi no acostumbrada manera, me di un baño de tina, y supe que sería especial desde el minuto en que me metí y acosté desnuda en aquella tina blanca y helada. Derrepente el agua comenzó a subir y a subir, mientras yo quieta esperando a que me dejara sumergida en su profundidad... demoró bastante en llenarse, a lo que mi paciencia me dirigió a pensar. Cerré la llave, el agua había llegado hasta el tope... y ahí estaba yo, puedo decir que feliz, asombrada de tal sensación.
De vez en cuando dejaba mi pecho lleno de aire, y mis dedos índice y pulgar apretaban mi nariz, de manera que no entrara ni saliera aire, e intentaba sumergir la parte superior de mi cuerpo, para así tocar el fondo de la tina, pero había algo que me lo impedía... después boté el aire de mis pulmones y de manera fácil y rápida, la parte superior de mi cuerpo bajó hasta tocar el fondo de la tina...abrí mis ojos y aunque se sintiera incómodo que el agua inundara mis pupilas pude ver debajo del agua de manera casi desenfocada... intenté hacerlo con mis pulmones llenos, pero mi cuerpo se levantaba del agua de manera automática, así que me aburrí de aquello.
Saqué el shampoo y me lo eché en la cabeza para luego sumergirla y que el agua enjuagara la espuma... fue divertido y más aún cuando el agua ahora tenía espuma y demaciada. Ahora era difícil ver por debajo del agua, se veía nublado... Pasaron los minutos e incluso horas y había tanta paz dentro de esa tinaja que nada podía ser mejor... hasta que sonó el timbre, y sonaba y no dejaba de meter ruido, me preguntaba quién será el impertinente capaz de molestarme... decidí investigar quién era, saqué el tapón y esperé a que tocaran de nuevo, pero no sucedió, quedé molesta porque ya mucha agua se había ido, así que me quedé en la tina fijándome cómo ésta se iba con su espuma e incluso con algunos pelos de mi cabeza... cuando estaba sólo esa cosa blanca y helada que me sostenía y yo, sólo la tina y yo, fue cuando me vino lo peor, miré mis manos arrugadas y sabía que eso no era nada, pero me sentía húmeda y sin gracia, ya no me podía sumergir ni intentar hacerlo con los pulmones llenos, no jugaba con la espuma y no veía todo nublado y desenfocado, y por ciertos minutos más me quedé ahí y me acordé de la vida, la cual sí tiene relación con este baño de tina... El análisis empieza desde que estoy desnuda, es ahí cuando uno es como es, en su intimidad, y al entrar a la tina, es estar dispuesto a nuevas cosas, a nuevas experiencias, nuevos ánimos y sentí que debía dejarme llevar por el agua, que representa a las personas que hacen de nuestra vida algo más interesante, el agua y sus componentes es como los amigos y nuestra amistad, la cual demora en formarse y mucho en fortalecerse, tanto como demoró la tina en llenarse, pero yo estaba quieta y no apresuré nada. Al momento de estar con toda esta rica compañía, hay nuevas sensaciones y emociones, también hay actitudes que nos alejan del agua, de los amigos y no nos dejan profundizar en ellos, hay cosas, que por el contrario, nos acercan a éstos, y por supuesto que hay relación. Cuando inflaba mi pecho, me alejaba del agua y al desinflarlo, volvía a ésta... y es lo que pasa cuando nos inflamos de mentiras, engaños, orgullo, etc... así nos alejamos de lo que en realidad necesitamos y nos hace bien, pero al deshacerse de estas cosas, al desinflarnos y dejar que se vaya todo lo malo, estamos queriendo volver a lo nuestro y lo hacemos. Es ahí cuando estamos seguros de que nada nos despertará de la realidad, y que nada puede alegrarnos más, hasta que algo tan pequeño nos interrumpe, pero en ese momento pareciera tan grave que tenemos que deshacernos de lo que tenemos, y se va con una velocidad tres veces más rápida de cómo entró en nosotros, es como el agua de la tina que se va en 2 minutos, pero lo que demoró en llenarse, posiblemente fueron 10... ahí cuando quedaba yo húmeda y sin gracia es cuando quedo con sabor al pasado, húmeda de recuerdos, pero de qué sirven si ya no los puedo volver a vivir, porque dejé ir al agua, a lo que me hacía feliz... no tengo gracia y soy sólo yo sin esa agua, sin esos amigos, sin esas personas... por lo que no tiene ninguna gracia

3 comentarios:

  1. Nunca reflexioné en la tina sobre como podía comparar el baño con la vida...jaja
    en algunas cosas de la metáfora estoy de acuerdo...
    pero me parece buen texto...con sentido.
    saludos ValecuL
    actualiza mi link po

    ResponderEliminar
  2. Te dirijo la palabra compañera [lo que no significa que sea comunista xd] para decirte qe me gustó caleta tu texto textual :B por qé?, no se por qeé :B en fin.. te dejo un saludo :B esta es mi nueva cosa xd cuidece!

    ResponderEliminar
  3. Creo que es inherente al ser humano llevar la vida y sus formas a la base de las apologías, las comparaciones, para de alguna u otra manera hacer entendible o más llevadero toda esa existencia enorme. Mi padre hace metáforas con el fútbol, toda su vida las ha echo.

    ResponderEliminar

Diríjame la palabra

Textos anteriores

Audrey Hepburn

Loading...

Goldie Hawn

Loading...

Fred el vándalo

Loading...

Twggy, 60's

Loading...

Betty Davis 30's

Loading...