jueves, 28 de octubre de 2010

De punta

Empezaré por dar ánimo al vientito, a los pajaritos, a la lechuguita y a los murcielaguitos.
Uy!, lindos pajaritos y avioncitos.

Garganta ácida, plácida y profunda, con pies eternos, calzos y amarrados, con manos palmadas, rayadas, enlineadas. Con fiebre enfrentada, con dolor en la frente y con ojos profundos. Ombligos hacia adentro y los hacia afuera, con hombritos dislocados, con hombritos huesuditos. Con clavículas marcadas, con pelos en las cejas. Care puta, linda peluca.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diríjame la palabra

Textos anteriores