miércoles, 22 de diciembre de 2010

De nada

Lanzo mis dedos tristes
como almohadas por la ventana
y me quedo sin agitar
porque mis manos no están saladas
Y aunque me controle la cabeza
las cejas me superan.

Y aunque los huesos falseen
las alarmas, seguiré
inventando palabras.

1 comentario:

Diríjame la palabra

Textos anteriores

Audrey Hepburn

Loading...

Goldie Hawn

Loading...

Fred el vándalo

Loading...

Twggy, 60's

Loading...

Betty Davis 30's

Loading...